lunes, 15 de marzo de 2010

Salamanca

No soy de esos que al volver de un viaje ponen en todas sus redes sociales todo lo que echan de menos, las ganas de volver y empiezan a contar los días para su proxima visita, no soy de esos que vuelven triste de un viaje y se pasan días pensando en como hacer para estar ahí, pero no se si por el frío, los platos combinados, por Adrian, o por la casa del humo, Salamanca me ha enamorado! No fue la rana con una cabeza en los huevos, ni el puente romano, es la sencillez de la ciudad y la forma sencilla en la que viven los capullos estudiantes la que hace de lo sencillo, algo mágico.
Siempre que vuelves o vas a grandes viajes, el consejo mas sabio que te intentan dar la gente con experiencia de la vida es " aprende ", como si por pasar 30 horas de vuelo fueras a aprender mas, y asi me pasa... no aprendo una mierda, vas, vez y te vuelves. Nunca volvi tan lleno de nada y de todo de un viaje, y por eso mismo me ha enamorado, Salamanca.
Gracias a las chicas del humo por mostrarme amor, a Adrí y Leo por abrirse de piernas y al tiempo por darme sol y nieve...














3 comentarios:

  1. no sabia que conocias a leo.
    Tenia planeado visitar salamanca dentro de poco pero ahora que leo lo que escribes me entran mas ganas.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. no m conocia XD y deberias d estar aki ya! vengan juntas como buenas putillas

    ResponderEliminar
  3. voy si dani me dejara meterme en su maleta, pero seguro que su intension era meterse el en la mia y las lowcost nos tienen controladisimos ya, nos pararian seguro jajajaja

    ResponderEliminar